lunes, 17 de julio de 2017

Descansando en Cristo. Mateo 11


 Descansando en Cristo. Mateo 11
En este mundo tenemos una vida bastante agitada los compromisos de cada día, los problemas o las diferentes vivencias que tenemos cada día.
Jesucristo sabe que mientras estemos en la tierra tendremos dificultades. Juan 16: 33 “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”
Jesucristo no solo quiere brindarnos una vida maravillosa en la eternidad. Jesucristo quiere que aquí en la tierra también tengamos una vida agradable.
De nada sirve que esperemos con muchas ansias vivir en un cielo y aquí en la tierra vivir en un infierno por nuestra forma de actuar.

Como tener una Vida descansada.
1. Acudir a Jesús. Mateo 11: 28 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados,” es necesario tomar la decisión de buscar a Jesús o a Jehová. Muchas veces los problemas en lugar de ayudarnos acercarnos a Jesús nos hacen alejar.
2. Creer que Jesús nos hace descansar. V 28 b “y yo os haré descansar.” el problema es que muchos creemos que la función de Jesús es solo hacer Milagros. Muchas personas ya han recibido milagros en sanidad o económicos pero aún viven agobiados y cansados.
El verdadero descanso no solo está en la playa o en un tiempo de vacaciones. Puedes tener el mejor colchón y amanecer cansado o puedes dormir en piedras y dormir con la tranquilidad de un bebe durmiendo en algodones.
3. Tomando el Yugo de Jesús. V 29 a “Llevad mi yugo sobre vosotros,” el verdadero descanso no es no hacer nada o la inactividad. El verdadero descanso es el cambiar de actividad.
Tu yugo tal vez son las deudas, las enfermedades, los problemas en el hogar o tus metas y proyectos que alcanzar.  Cual crees que es la carga o le yugo de Jesús. El propósito de Jesús es que todo el mundo sea salvo. 1 Timoteo 2: 4 “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.
Tomar el yugo de Jesús es tomar la decisión de ayudar a salvar almas. Nuestro verdadero descanso esta cuando dejamos que nuestra vida sea útil en las manos de Jesús.
4. Siendo Manso y humilde. V 29 b “y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;” las personas humildes no se enojan con facilidad y esto hace que vivan descansadas.
La amargura daña el corazón y por esta razón le es difícil disfrutar de los momentos agradables que le ofrece Dios a través de las personas que le rodean.
5. Viviendo en Unidad. V 27 “Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.” después de Jesucristo nuestra familia debe ser la base para nuestro descanso. Que agradable llegar a casa después de una ardua faena y tener descanso en la familia.
6. Estando Junto a Jesús. V 30 “porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” El yugo más que carga significa unión. Si estamos unidos a Jesús él nos dará el verdadero descanso aun en medio de las aflicciones.
7. Cuidando nuestra forma de hablar y de Pensar.  Nuestras palabras y nuestros pensamientos pueden producir descanso o angustia. Si tu te crees alguien importa a si te verán los demás pero si tú crees que no sirves para nada de esta misma forma te verán. V 9 “Pero ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profeta.
Descansar no es sinónimo de quietud o inactividad. El verdadero descanso está en dejar de hacer lo que estamos haciendo para iniciar una nueva labor. Servirle a Jesucristo trae verdadero descanso a nuestra alma.